USOS DEL TAHINI

Podemos estar conscientes que es un extraordinario alimento y por ello los usos del tahini están íntimamente relacionados con las artes culinarias.

Existen 2 tipos de tahini a saber, el tahini blanco que se prepara con las semillas del ajonjolí descascaradas y sin tostar, lo que las hace un poco más difícil de digerir, a la vez que contiene menor cantidad de calcio.

Sin embargo, los mayores usos del tahini se efectúan  con la llamada variedad integral, que no es otro que el mismo ajonjolí provisto de su cáscara, haciéndolo superiormente digerible en cuanto a los nutrientes y además, de concentrado sabor para el mundo culinario.

Los usos del tahini en la gastronomía.

El tahini es un ingrediente primordial en la elaboración de ciertas salsas, tanto dulces como saladas y con las que vamos a aderezar gran variedad de platos.

Pero el uso más reconocido en cualquiera de las cocinas del Oriente Medio, está relacionado con la elaboración del humus, que sin su adición dejaría incompleto a un delicioso paté de garbanzos, típico de la cocina libanesa.

La gastronomía japonesa se ve agraciada también con los usos del tahini, al combinarlo con el vinagre de umeboshi.

usos del tahini en la gastronomía

Otros usos del tahini como complemento de la cocina.

Entre otros usos del tahini para complementar alimentos, tenemos el de constituir una increíble base en la preparación de crema de cacao, donde viene a sustituir a el aceite o la manteca del coco.

Un uso similar lo encontraremos si deseamos preparar bollos y galletas horneadas, de contextura cremosa pero realmente sanas, excluyendo de la receta los comunes aceites de coco o de girasol, que son grasas menos saludables.

Asimismo, el tahini es inmejorable si deseamos preparar una leche vegetal bien enriquecida, al mezclarlo o combinarlo con bebidas en base de avena y con arroz, que son ideales para el consumo de los niños como sustituto de leches de origen animal.

Iguales usos del tahini tendremos cuando lo combinemos en batidos y también en la cocción de frutas al horno, que son postres de mayores valores nutritivos y por consiguiente, mucho más saludables ante el consumo de otros tipos de dulces.

No son despreciables en cuanto al aporte vitamínico los usos que podemos darle al tahini en la elaboración casera de tortillas, pasteles y barras energéticas, o también como sustituto de mantequillas y margarinas cuando se nos antoje untar panes y bollos en nuestro común desayuno.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…