BENEFICIOS DEL TAHINI

En nuestros días y dado el ritmo de vida que llevamos, es muy importante mantener una alimentación balanceada, pero también alta en todo tipo de valores y propiedades benéficas, razón suficiente para hablar sobre una serie de beneficios del tahini que nos ayudarán de manera indiscutible a lograr estos fines.

Si bien el tahini es de empleo común como alimento en países del Oriente Medio como el Líbano, Turquía y la India, cada vez más, el mismo se viene incorporando a otras localidades, donde se acostumbran dietas mediterráneas y vegetarianas.

Conoce los beneficios del tahini como rico alimento.

Como alimento de importancia para personas de cualquier edad,  encontramos como uno de los beneficios del tahini, que es muy recomendable para niños y adolescentes, así como para individuos mayores, por su contenido en calcio que ayuda al desarrollo y mantenimiento del sistema óseo humano en buenas condiciones.

Se trata de un inmejorable sustento, sobre todo en el caso de madres lactantes, al tener la versatilidad de que a un mismo tiempo, provee tanto a la madre como al bebé de ácidos grasos, proteínas y minerales de una superior calidad.

En relación a todo lo anterior, el tahini es un alimento muy energético, ya que nos suministra entre 595 y 600 kilocalorías por cada 100 gramos consumidos.

otros beneficios del tahini

Descubre otra serie de beneficios del tahini para la salud.

Existe otra serie de grandes beneficios del tahini relacionados con la salud que son importantes tener en cuenta.

Aporta proteínas como la metiotina en elevados niveles si lo comparamos con otros alimentos.

Facilita ampliamente la digestión de las grasas, en base a su alto contenido de fibra y proteínas, que por su sencilla absorción lo hacen más digerible.

Es contentivo del sesamol un buen antioxidante, que actuará conjuntamente con las vitaminas del complejo B, para constituirse en un potente regenerador de los tejidos.

Está considerado como un aliado de la salud cardiovascular, toda vez que posee y proporciona por igual y en la misma escala ácidos oleicos y linoléicos, que son ácidos mono-insaturados y poli-insaturados.

En este mismo orden de ideas, el tahini es un extraordinario reductor del colesterol malo, al tener la capacidad de proporcionarnos aproximadamente un 55% de grasas insaturadas.

En este punto debemos destacar que el tahini contiene mayor proporción de lecitina que la soya.

Por lo anteriormente explicado, el tahini es un destacado combatiente en los procesos de la acumulación de los diferentes cuerpos grasos dentro del organismo evitando la aparición y desarrollo de la arterioesclerosis.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…